lunes, 19 de septiembre de 2011

El Planeta de los Simios (R)Evolución (2011)

¿Quien no ha oído hablar o visto esa película protagonizada por Charlton Heston llamada "El Planeta de los Simios" (1968) cuya escena final es la más recordada del film? Si eres fanático del género de ciencia ficción sin lugar a dudas esta película es uno de esos titulos que mencionas primero. Si mal no recuerdo fue nominada a un Oscar y ganó un premio por el maquillaje, que curiosamente en esa época aún no existía dicha categoria. Esta cinta también origina una serie de secuelas que no tuvieron tanto éxito como la original, y que conforme aparecía una nueva película se alejaban de la idea original como si cada una contara su propia historia. También se transmitieron un par de series de televisión y se realizaron comics, todo ello entre los años de 1970 y 1975. Desde entonces los simios cesaron toda actividad y no fue hasta principios del 2000 que Tim Burton revivió la franquicia al filmar un remake de la historia pero contada desde su perspectiva. La película no tuvo mucho éxito en taquilla y las críticas no fueron muy buenas, lo que hizo que la idea de realizar una nueva saga fueron rápidamente olvidadas.

Hoy, a 10 años de esa última película los simios vuelven a la pantalla grande de la mano del director Rupert Wyatt en lo que en un principio parecía que sería un remake pero que más bien es una precuela que nos explica el origen de la rebelión de los simios contra los humanos y el por qué de su odio hacia ellos. Como suele suceder en estos casos, uno guarda cierta distancia hacia este tipo de productos que por lo general no salen bien parados, ejemplos hay muchos, y una vez visto el primer teaser me causó cierta molestia saber que iban a realizar una nueva película, además de que la pinta del trailer no me agradó por que pensé que sería una película vacía y llena de efectos CGI. Su estreno en cines no me entusiasmaba para nada pero al ver lo positivo de las críticas que estaba recibiendo decidí ir a verla y darle una oportunidad y saben que, lo mismo debería de hacer cualquiera que se precie de ser un cinéfilo. La película resultó ser una grata sorpresa para mi y es de esas películas que vale la pena ir a ver al cine, en lo que va del año es la mejor película que he visto y ya esta anotada en mi lista para cuando salga en DVD o Blu-Ray. Para quienes aún no saben de que va la historia de esta película les dejo una pequeña sinopsis:

Will es un científico que está tratando de buscar una cura al Alzheimer, una enfermedad que afecta a su padre. Él trabaja con monos tratando de encontrar un virus benigno que haga recuperar la actividad cerebral. Después de que cierren su investigacion debido a un incidente, Will se lleva el trabajo a casa al adoptar a un chimpance de nombre Cesar que muestra una gran inteligencia.

La película esta bien dirigida, las actuaciones sin ser sobresalientes cumplen a excepción de Freida Pinto que bien pudieron prescindir de su participación en la cinta y no hubiese pasado nada. James Franco no es un mal actor y eso ya lo demostró en 127 Horas de Danny Boyle, pero hay momentos en los que siento que le falta. John Lithgow igual hace una buena iterpretación como el padre de Will y Tom Felton (alias, Draco Malfoy ja) parece que va a empezar a estereotiparse en este tipo de papeles. Lo más sobresaliente de la película sin lugar a dudas es Cesar, personaje creado con la misma técnica que Gollum del Sr de Los Anillos y que aquí es interpretado por el mismo actor, Andy Serkins. La película tiene una buena historia de manera que logramos crear una empatía con Cesar y hasta llegamos a compartir su resentimiento hacia los humanos, vaya que no es nada díficil ponerse del lado de los simios. Los efectos especiales son muy buenos, destacables y se agradece que no hagan un uso excesivo de ellos con la intención de atraer audiencia como pasó con Avatar (si, lo digo y lo sostengo, esa película apesta por donde se le vea).

Podría dividirse en dos partes, la primera donde vemos como Will busca una cura para la enfermedad de su padre, lo que lo lleva a crear un virus que pueda regenerar las células del cerebro y para ello tiene que experimentar en chimpacés. Y la segunda cuando descubre a Cesar y se lo lleva a casa adoptandolo como su hijo, enseñandolo a comunciarse a través de señas y donde vemos como es su relación la cuál se ve interrumpida cuando debido a un mal entendido tiene que dejarlo en una reserva junto a otros simios "salvajes". Y es en ese punto donde entendemos el por qué se da la citada revolución del titulo. Puede que por momentos se les pueda hacer larga la trama, pero a mi se me hizo bueno el que no hayan querido apurar demasiado las cosas dando tiempo a crear la empatía que mencionaba antes entre el espectador y Cesar. Y para aquellos que gusten de la acción, en esta cinta tendrán su cuota, sin lugar a dudas la secuencia en el puente de San Francisco es explosiva (no literalmente) y emocionante, sin contar otro par de escenas previas a la que les comento.

En definitiva "El Planeta de los Simios (R)Evolución" es una grata sorpresa, a mi en lo personal me impactó y me causó gran emoción y por eso me atrevo a recomendarselas. Atención al final abierto (que hace pensar que habrá secuelas) y a las secuencias durante los créditos finales, imperdible.

5 comentarios:

Gerardo Taker dijo...

He de confesar que nunca he visto la original -ni las que le siguieron- y que la de Burton no se me antojó en parte porque era de Burton así que nos abía que esperar de esta.

El trailer se antojaba y tras verla sin duda podemos decir que es una gran película.

Lo que dices de la empatía para con César es cierto, cuando lo deja en la reserva y César con señas le dice que quiere ir a casa y el wey dice que no, neto que pensé que era un gran hijo de puta.

La escena donde César habla por primera vez y cuando dice "César is home" están muy chida, bueno, en realidad TODA la película está muy chida, incluído el final y la escena en los créditos.

Saludos!

Fucktricio dijo...

Sabes, no es prescindible que veas la original por que como dije esta nueva cinta es una precuela que se suma a la saga del planeta de los simios, por lo tanto no es necesario ver la versión de Heston para poder disfrutar de esta.

Aunque si puedo decir que los papeles están invertidos -SPOILER- ya que en la original Heston es un astronauta que llega a un planeta desconocido para él y sus acompañantes, su nave choca y no les queda más que explorar dicho planeta. Se topan con más humanos pero estos no hablan y son capturados por los simios ya que los humanos son esclavizados y Heston al ser el único humano que habla se convierte en una amenaza para los simios, -FIN SPOILER- fuera de eso son historias completamente distintas.

Al igual que con X-Men: First Class, esta película es de las sorpresas en cuanto a estrenos de este año y sería una lástima que la gente no reconociera lo buena que es. A mi, las escenas que mencionas, me erizaron los vellos del cuerpo, se me hicieron bastante emotivas y espero, que si siguen por el mismo camino, hagan una secuela de esta Revolución de los Simios.

Luis dijo...

Buena reseña, Fucktri. Le traigo ganas a esta película, aunque tengo pedos para percibir al tal Cesar, creo que tiene que ver con los ojos o no se. De cualquier forma la veré. Saludos.

Gerardo Taker dijo...

Si compadre, sé que esta es una precuela. (Por eso no leí el spoiler que acabas de poner -grax por avisar- ) aunque de cualquier foma sé en que termina la original. Igual espero poder verla este fin.
Saludos!

Fucktricio dijo...

Gerardo, harás bien por que la versión de Heston es un peliculón no por nada esta en la lista de clásicos del cine. Y ese final se te queda grabado por siempre en la mente, impactante.

Luigi, al principio el aspecto de Cesar fue lo más chocante para mi y que en un principio me hizo negarme a ver esta película. Ahora que la he visto me doy cuenta que hubiese sido un error garrafal no haberlo hecho. Ese aspecto humanoide es lo que da esa impresión de que será un churro palomitero, pero una vez que la veas te darás cuenta que si no hubiese sido concebido el personaje de esta manera no hubiese podido lograr el efecto de empatia del que hablo ni transmitir emociones al espectador.

Gracias por pasar por el blog.